¿Qué garantías son necesarias en una RC Profesional de Arquitectura y cuáles recomendables?

¿Cómo saber sí estamos bien asegurados?

Hoy no vamos a hablar sobre el capital asegurado, que deberá tener un valor u otro dependiendo de nuestra tipología de trabajos. Lo vamos a dejar para otro post debido a su gran importancia y a veces dificultad en su cálculo. Hoy vamos a discernir de entre todas las garantías que aparecen en nuestro seguro como arquitectos cuales son las importantes y necesarias, y el porqué.

 

Aquí os enumeramos las garantías más usuales que se ofrecen dentro del seguro de RC Profesional para Arquitectos:

  • Responsabilidad Civil Profesional 
  • Responsabilidad Civil Explotación
  • Responsabilidad Civil Patronal
  • Inhabilitación profesional: 1.800€/mes máximo 12 meses.
  • Sanciones en materia de protección de datos
  • Infidelidad de empleados
  • Pérdida de documentos
  • Defensa y Fianzas
  • Daños a la reputación de terceros 
  • Propiedad Intelectual 
  • Antiguas filiales 
  • Publicaciones en medios 
  • Asistencia a juicio.
  • Procedimientos disciplinarios
  • Restitución de imagen (Post-siniestro)
  • Costes de evitación o mitigación (Pre-siniestro)
  • Persona clave / “Keyman”
  • Derecho al olvido
  • Asistencia psicológica

 

De todas esas garantías, la esencial es la RC Profesional, sin ella no hay visado. El seguro de RC Profesional es el que contratamos y lleva nuestra retroactividad que deberá estar clara en la póliza. Quiero destacar este aspecto debido a que, aunque la LOE nos otorgue una responsabilidad de 10 anos en estructuras, etc... la realidad judicial hace que esta responsabilidad se alargue hasta los 12 años si un abogado consigue ponernos una demanda cuando quedan pocos días para los 10 años, o peor aún, en 15 años si algún abogado solicita al Juez aplicar el código Civil. Así que es muy importante que la retroactividad muestre nuestro inicio como arquitecto (por lo menos a partir del primer final de obra) o en su defecto quede descrita como ilimitada.

 

Tampoco vamos a descuidar las exclusiones que algunas pólizas traen consigo y que pueden derogarse si se conocen, y que acostumbran a ser importantes para el desarrollo de nuestra actividad:

  • Errores de replanteo.
  • Perito en seguros.
  • Tasador para el sector bancario.
  • Límites en el diseño y ejecución de edificios de más de “x” alturas o de “x” sótanos.
  • Subcontratistas.
  • Trabajo en UTES.

¿Qué nos cubre nuestra póliza de RC Profesional? Bien, una descripción muy extensa dice que nos cubrirá, con las limitaciones y exclusiones que tenga la póliza de seguros, que pueda derivarse para el asegurado, de acuerdo con la legislación vigente, por los daños patrimoniales primarios, así́ como por los daños personales o materiales y por los perjuicios económicos derivados directamente de dichos daños personales o materiales, causados por culpa o negligencia a terceros, por errores u omisiones profesionales en que pueda incurrir el asegurado, en el ejercicio de su actividad profesional. Por ejemplo: una comunidad de propietarios advierte de unas filtraciones en los pisos superiores que pueden provenir de unas grietas en una pared lateral y una vez realizado un informe pericial que verifica su procedencia y valora la reparación de los daños, nos demanda para su reparación.

En el anterior caso, es evidente que la garantía que también entra en juego es la “Defensa y Fianzas” que viene por defecto incluida en todas las pólizas de RC Profesional.
 

El resto de las garantías expuestas en el primer listado son complementarias a nuestro trabajo y estaremos mejor protegidos como más se incorporen a nuestra póliza. De hecho, nos consta que muchos arquitectos sólo tienen la garantía principal contratada, pero ojo, muchas pólizas de RC Profesional no tienen una definición tan extensa y clara. O, por ejemplo: ¿qué pasa si el daño que causamos es un daño personal que no es debido a un error profesional?

 

Las pólizas de RC Profesional permiten adaptarse mucho a necesidades concretas de cada sector y profesional, es por este motivo que tiene mucha importancia estar en manos de corredores especialistas y no generalistas.